Las Elviras acompaña decisiones de abortos en el noroeste de Buenos Aires

Las Elviras es una colectiva del noroeste de la provincia de Buenos Aires, parte de Socorristas en Red, feministas que abortamos. Si bien algunas integrantes de la grupa socorrista acompañaban decisiones de abortos individualmente, lograron reunirse y encontrarse en la grupalidad.

Según cuenta Lorena Kalemberg, activista de Las Elviras, «ser parte de SenRed nos hizo acuerparnos, con la expectativa de seguir acompañando pero de forma grupal, adquiriendo y compartiendo saberes. Pero sobretodo ahora sentimos que estamos siendo sostenidas por una red«.

Las socorristas de Junín, Vedia, Alem, Los Toldos y otras pequeñas localidades del noroeste bonaerense deben su nombre a Elvira Rawson, la segunda médica recibida de Argentina, en una época donde las mujeres no accedían a estudios universarios.

La profesional de la salud, nacida en Junín, fue la primera en dedicarse especificamente a la salud de las mujeres y una destacada luchadora feminista por la igualdad de derechos. «Antes de ella, no eramos consideradas sujetas de estudio para la medicina, le debemos un montón», reflexiona.

Consultada respecto a los inicios en SenRed, cuenta que viajaron 550 kilómetros a la primera Escuela Socorrista de Buenos Aires, en Necochea. Allí se formaron y capacitaron para dar inicio a la grupa en diciembre de 2019.

«Hemos acompañado a 111 mujeres y un varón trans y abarcamos muchas localidades de la región. Priorizamos los acompañamientos con las socorristas que están cercanas al lugar de residencia de la persona que se comunica a la línea pública, sobretodo en estas épocas de pandemia por Covid-19″, dice Lorena sobre el trabajo diario que realizan.

Las Elviras iniciaron su activismo en Socorristas en Red en un «contexto totalmente diferente que cambió a los pocos meses, la zona es muy amplia y hay diversas realidades en cada una de ellas».

Por otra parte, dice que cada encuentro con la persona que necesita información para tomar su decisión en cuanto al embarazo que cursa, es especial. «Acompañamos una decisión libre, soberana, acuerpada y de manera amorosa. Creemos que la información libera e intentamos internalizar el aborto como un derecho que ya tenemos conquistado«.

«En los talleres intercambiamos saberes y herramientas, no solo para el momento que atraviesan sino para la vida, para sabernos en una red que contiene, que no estamos solxs. Que aunque el patriarcado determine cosas diferentes a las que nosotras deseamos, estamos para acompañarnos«, finaliza.

Vuelve al inicio