SenRed y Edulp presentaron el libro «Estamos Cerca»

La presentación del libro Estamos Cerca – relatos de abortos en cuarentena se desarrolló ayer a través de un vivo por la plataforma Instagram. Formaron parte Ruth Zurbriggen, de Socorristas en Red (feministas que abortamos) y Facundo Abalo, director de Edulp.

El libro forma parte de la recopilación de relatos de personas que abortaron acompañadas por SenRed en los cien primeros días de aislamiento social, preventivo y obligatorio frente a la pandemia de Covid-19, que también se presentaron en formato web y podcast.

La editorial de la Universidad Nacional de La Plata decidió que el material esté disponible como descarga gratuita y su director apuesta a que sea la primera de muchas publicaciones en conjunto con Socorristas en Red.

«Que estos recursos estén en universidades públicas no solo habla de decisiones políticas de justicia, sino de un acto pedagógico», dijo en la presentación Ruth Zurbriggen, que también forma parte de la colectiva feminista La Revuelta de Neuquén.

La charla, que duró una hora, incluyó la lectura por parte de Facundo de uno de los relatos, cargado de emocionalidad. Lo interesante de todos ellos para Ruth es que «siguen generándonos sorpresas, siempre lo que creemos saber es inacabable. Ojalá nuestras sensibilidades siempre estén dispuestas a dejarse conmover por las existencias de las personas que acompañamos».

Soprendido el director de Edulp por la diversidad que hay en los textos, la activista socorrista explicó que si bien hay muchas diferencias entre unos y otros, en la mayoría de ellos surge la palabra «alivio» y «miedo».

Con respecto a la última, «aunque digamos que es seguro, el miedo existe y persiste desde el lugar que tiene atado el aborto a la clandestinidad y al riesgo para la salud». Por eso, la tarea de lxs socorristas no solo es acompañar las decisiones sino también «destrabar los miedos sociales. Tenemos que seguir pensando que los sentimientos están presentes y en las acciones que estos nos desencadenan».

Aclaró también Ruth que ningún relato se filtró y se publicaron todos los que llegaron. «Allí hubo un gran trabajo de Victoria Gagliardi que organizó los textos y significó una potencia para lo que estamos leyendo hoy», además de agradecer a quienes enviaron sus experiencias, al equipo de trabajo que intervino y a María Reboledo, que lo ilustró.

No hablar por las situaciones de quién abortó, sino dejar que se hable en primera persona fue una más de las apuestas políticas, en este caso narrativa y estética, para seguir hablando de las interrupciones del embarazo desde la propia experiencia.

La presentación cerró con la convicción de que Estamos Cerca del aborto legal. Ruth Zurbriggen y Facundo Abalo instaron a que en 2020 debe ser ley.

Vuelve al inicio